sábado, julio 11, 2020
Banner Top

En toda empresa es importante que existan buenas relaciones entre compañeros de trabajo para mantener la armonía en el ambiente. Además, cuando existen buenos canales de comunicación, estos mejoran la fluidez de los procesos, la eficiencia y la productividad en general. Por esa razón, en este artículo, compartiremos contigo algunas recomendaciones para mantener relaciones saludables en el espacio de trabajo.

¿Por qué conviene que haya buenas relaciones entre compañeros de trabajo?

Un trabajo bien coordinado entre los empleados es importante para el desempeño y la productividad de cualquier empresa, pero para que haya buena coordinación, la comunicación debe ser efectiva. Las buenas relaciones entre compañeros de trabajo le aportan beneficios a la empresa imposibles de obtener en ambientes desfavorables. Y también a los trabajadores, porque muchas veces pasan más horas del día en la oficina que fuera de ella.

A los empleados les permite tener un ambiente pacífico y armonioso, de compañerismo sano, en el cual mantenerse motivados. Y a la empresa, empleados más comprometidos, con una buena retroalimentación y facilidad para resolver problemas y aumentar la productividad. Ambas partes obtienen beneficios y se allana el camino para alcanzar las metas personales y grupales.

Claves para tener buenas relaciones entre compañeros de trabajo

Tener profesionalismo y poner en práctica buenos valores y principios laborales puede ser difícil si las condiciones no están dadas. En ocasiones, un ambiente tenso y desfavorable provoca conflictos y entorpece la fluidez de la comunicación y de los procesos. Por eso, recopilamos estas claves que pueden ayudar a mantener las relaciones entre compañeros de trabajo saludables en cualquier circunstancia:

 

Responsabilidad

Muchos conflictos dentro de las empresas pueden generarse por el incumplimiento de las responsabilidades del algún trabajador. Es por eso que ser responsable y cumplir con cada asignación es vital para no perjudicar el trabajo de otros. La empresa debe generar condiciones que promuevan la responsabilidad y el empleado debe tener la voluntad para ser responsable.

Profesionalidad

La profesionalidad es clave para tener una buena comunicación y debe venir tanto de los empleados, como de la empresa. Los empleados deben saber diferenciar entre las relaciones personales y las relaciones laborales. Si permiten que unas afecten a las otras, esto puede generar problemas con sus compañeros y superiores. Además, se debe cumplir con las funciones, horario y los códigos de comportamiento establecidos. Por su parte, la empresa debe crear un ambiente propicio para esto y, asimismo, cumplir puntualmente con todos los compromisos que asuma ante el empleado.

Cordialidad

Una actitud amable, respetuosa y agradecida promueve un ambiente laboral sano. Es en este tipo de entornos donde se hacen más viables las buenas relaciones entre compañeros de trabajo. ¿La razón? La predisposición para la resolución de conflictos es positiva y se buscan soluciones en lugar de culpables.

Solidaridad y compañerismo

Si hay un comportamiento que puede perjudicar las relaciones entre compañeros de trabajo es el egoísmo. La solidaridad y el compañerismo favorecen la comprensión y la colaboración entre las personas. Este enfoque de trabajo permite solucionar los problemas entre todos, incluso si atañen solo a un empleado. Esta es la clave de la famosa frase: “Hoy por ti, mañana por mí”.

Comunicación franca

Desde un pequeño emprendimiento hasta una gran compañía, la comunicación franca es vital para un funcionamiento eficaz a todo nivel. Por lo tanto, la empresa debe abrir canales de comunicación y ambientes que permitan desarrollar la confianza entre las personas. Si esas condiciones no se cumplen, pueden surgir relaciones tensas y deshonestas. En ese contexto, no es posible que haya buenas relaciones entre compañeros de trabajo.

Límites claros

Para evitar que se produzcan conflictos innecesarios entre compañeros de trabajo es necesario que existan límites claros. Es decir, aplicar las normas de comportamiento establecidas por la empresa y valores de convivencia, como el respeto y la tolerancia. Cuando existen límites claros, es menos probable que surjan problemas por política o religión, o porque alguien pretenda tomarse atribuciones que no le corresponden.

Participación

Finalmente, una buena forma de generar una comunicación positiva es promover la participación de los empleados en actividades grupales. Esto aplica para dinámicas formales, como eventos corporativos, y para actividades informales, como las típicas conversaciones junto a la cafetera. La razón por la que esto genera buenas relaciones entre compañeros de trabajo es porque promueve la empatía y la integración.

 

Si te gustó este artículo y quieres acceder a más contenido sobre emprendimiento, negocios y mercadeo, continúa leyendo nuestra revista 786magazine.com y síguenos en redes sociales:

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Telegram: Magazine786

 

Cómo tener buenas relaciones con compañeros de trabajo.

Tags: , , ,

Síguenos

Instagram

Facebook