jueves, agosto 13, 2020
Banner Top

Antes de mencionar las razones por las cuales la semántica de contenido es importante, tanto para los creadores de artículos como para las inteligencias artificiales de Google (Hummingbird, RankBrain y LSI), definiremos primero este concepto.

¿Qué es la semántica del contenido?

Es el estudio de las variaciones, significado y sentido de las palabras, según su lenguaje e idioma. En resumen, es un método que usamos para comunicarnos con sentido. No es lo mismo decir: veo televisión en una TV, que veo un programa en una TV. Es algo redundante, ¿no? Eso es justamente lo que nos enseña la semántica. 

Ahora, la semántica de contenido es la forma en que los redactores colocan las frases, párrafos, palabras dentro de un texto, dándole un sentido adecuado y fácil de entender. Claro, sin descuidar el SEO. 

La finalidad es que los usuarios encuentren los artículos que satisfagan sus preguntas al momento de realizar búsquedas.

Importancia de la semántica del contenido

Una vez aclarado lo anterior, mencionamos por qué es importante esa definición. 

La semántica SEO es importante para el buscador de Google porque le facilita el trabajo a sus inteligencias artificiales, en cuanto a colocar un contenido en las búsquedas relacionadas a una pregunta en específico. 

Hummingbird

Es una algoritmo creado en el 2013. Su trabajo es ofrecer respuestas rápidas a cualquier pregunta hecha por un usuario en el buscador a través de su sistema “machine learning”, el cual usa las búsquedas pasadas para lanzar resultados acertados. Esto evita que los internautas se pongan a buscar la respuesta por el SERP’s. 

Cuando hablamos de respuestas rápidas nos referimos a esos resultados que aparecen al principio de una búsqueda. Por ejemplo: si un usuario escribe “capital de Finlandia” enseguida Google mostrará un resultado rápido o lanzará un artículo destacado que responda exactamente esa duda.

Por lo tanto, si una marca desea que sus artículos sean considerados por Google como “relevantes”, estos deben tener una adecuada semántica de contenido, pero, no solo manteniendo una buena densidad de palabras clave, sino que el texto tenga sentido de acuerdo a las keywords y al tema. 

RankBrain (cerebro de Google) 

Este algoritmo apoya a Hummingbird, identificando nuevos términos y palabras que no hayan sido buscados anteriormente por los usuarios. Gracias a esto es capaz de ofrecer resultados acertados relacionados con las dudas de los usuarios e incluso con preguntas muy complejas.

Latent Semantic Indexing (LSI)

Ahora para que los resultados estén más vinculados aún a las necesidades de los usuarios, entra en juego el LSI. Este analiza las frases, oraciones, palabras  y cómo estas se relacionan con la palabra clave dentro de un texto; esto le permite conocer a Google de qué específicamente trata el contenido. De esta forma sabrá donde indexarlo, es decir en cuáles tipos de búsqueda aparecerá.

Ahora, ya sabes porqué es importante contar con una buena semántica de contenido. A los creadores de artículos esto le evitará cometer errores como: colocar palabras claves genéricas o crear contenido que no responda las dudas de los usuarios.

Recuerda que la finalidad es escribir de forma natural y no forzar el uso de palabras claves.

En 786magazine podrás encontrar múltiples contenidos. Explora las diferentes secciones que ofrecemos y elige el tema que más te guste. Suscribete en nuestro canal de telegram y siguenos en las redes sociales:

De qué se trata la semántica del contenido

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: , , ,

Síguenos

Instagram

Facebook