domingo, agosto 18, 2019
Banner Top

Los medios digitales han tomado tanta importancia en nuestras vidas que ya solemos dar por sentado a los tradicionales. Es como si sintiéramos que siempre estarán allí. Después de todo, ¿quién podría imaginar una gran avenida o autopista sin vallas publicitarias? Pero lo cierto es que, en los últimos años, los esfuerzos de promoción y publicidad se han enfocado en lo virtual y en las redes sociales. Así que vale la pena analizar por qué el marketing offline se ha mantenido vigente en esta era digital.

¿Qué es el marketing offline?

 

Aunque parecería innecesario definirlo, hoy en día se ha hecho inevitable. Cada vez pasamos más tiempo de nuestras vidas frente a las pantallas de nuestras computadoras y teléfonos inteligentes. Y esto es más evidente en las nuevas generaciones. Según un estudio de Common Sense Media, los adolescentes pasan más de 10 horas diarias en las redes sociales. 

Dicho esto, podemos definir el marketing offline como todas las formas de publicidad en medios fuera de línea. Es imprescindible que no estén conectados a internet, por lo que incluye todos los canales tradicionales: televisión, radio, diarios, vallas, folletos, tarjetas de presentación, telemarketing y muchos otros más.

¿Por qué sigue vigente el marketing offline?

 

Mientras no sea posible vaciar todo el contenido de nuestro cerebro en la nube para vivir eternamente como un ente digital, seguiremos teniendo una vida fuera del internet. Pero eso no quiere decir que los medios tradicionales puedan vender los productos por sí solos. Se deben usar correctamente y saber complementarlos entre sí según el tipo de campaña que se ponga en marcha.

Estas son algunas razones por las que el marketing offline sigue vigente:

1. Permite llegar a las masas

Si se dispone de suficiente capital y se tiene la intención de dar a conocer la marca o producto entre la mayor cantidad de personas posible, la televisión, la radio y las vallas son las mejores opciones.

2. Aumenta la credibilidad hacia las marcas

Como no cualquier empresa puede costearse promociones en televisión o en otros medios masivos, este tipo de publicidad suele darles mayor credibilidad a las que sí lo hacen. Además, las ayuda a proyectar una imagen de mayor solidez, estabilidad y confiabilidad.

3. Destaca el elemento tangible de los productos

Algunas estrategias de marketing offline directo, como la publicidad persona a persona o las muestras gratis, permiten que el consumidor entre en contacto con el producto, lo pruebe y lo conozca a fondo.

4. Beneficia a los comercios locales

Si el servicio o los productos están dirigidos a un público local, la publicidad en diarios u otros medios locales, los folletos o las promociones puerta a puerta pueden ser altamente efectivas y económicas.

5. Capta la atención de las generaciones mayores

Ciertamente, los jóvenes son quienes más usan los medios digitales. Pero las generaciones mayores son las que tienen mayor poder adquisitivo, así que a muchas empresas les conviene llegar a ese target a través de medios fuera de línea.

6. Las estadísticas siguen siendo positivas

Aún cuando los medios digitales reciben cada vez más atención, los tradicionales siguen siendo consumidos en masa. Según una publicación de Medium Corporation, 70 % de las personas toman la decisión de comprar un producto mientras conducen o tras ver una valla publicitaria, los adultos mayores dedican casi 50 horas semanales a ver televisión y más de 100 millones de estadounidenses compran catálogos anualmente.

Marketing offline + marketing online

 

Claramente la publicidad tradicional sigue y seguirá vigente por mucho tiempo, a pesar del auge de los medios digitales. Sin embargo, una buena campaña de marketing en la actualidad debe poder integrar ambas modalidades de forma complementaria y, para hacerlo correctamente, se debe analizar la necesidad de usar unos u otros medios en función de algunos factores básicos:

  • La marca, el producto o el servicio que se esté promocionando.
  • El propósito o los objetivos que se aspiran lograr con la campaña.
  • El público al que están dirigidos los mensajes.
  • El presupuesto disponible para invertir en publicidad.

La idea es obtener lo mejor de ambos mundos y hacer funcionar la campaña de forma balanceada. Después de todo, la publicidad multiplataforma sigue encontrando nuevos medios y canales. Así que, quienes se adapten mejor, podrán sacarle más provecho.

Si te gustó este artículo y quieres saber más sobre marketing y actualidad, puedes continuar leyendo nuestra revista: 786magazine.com

 

Marketing offline: ¿estará vigente por siempre?

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

 

Tags: , , , , ,