viernes, agosto 23, 2019
Banner Top

En una sociedad adicta a la evolución, los avances tecnológicos han crecido a pasos agigantados. No se detienen y tampoco lo harán. A veces, pareciera que fue ayer cuando disfrutábamos de los primeros modelos de televisores o teléfonos móviles. Ni siquiera imaginábamos todo lo que vendría en cuanto a tendencias, tecnología e innovación. Muchas han sido las marcas que hemos conocido a lo largo de los años, algunas han tomado la delantera en cuanto a crecimiento y evolución, mientras otras, solo viven a través de modelos viejos y descontinuados.

Motorola, pionera e inventora de la telefonía móvil, aún se mantiene

en el mercado, pero fue superada por otras que han sabido manejar muy bien sus estrategias de marketing, y evolucionado en la producción de equipos. Tal es el caso de Samsung y Apple, líderes del mercado. Estos “monstruos” en las comunicaciones y entretenimiento se han disputado la delantera por varios años. Ambos cuentan con productos de calidad, pero, ¿cuál es el verdadero diferenciador?

Estamos sumamente influenciados por el entorno. Además, constantemente somos bombardeados por campañas de publicidad. A veces, no lo notamos pero terminamos adquiriendo productos sin necesitarlos. En el caso de la telefonía móvil, ¿cuál es la prioridad? Comunicarnos. Sin embargo, han surgido un sinfín de ventajas que mejoran la experiencia. Somos adictos a estos aparatos y son parte de nuestra vida. Sus diferentes funciones los han hecho casi indispensables en el día a día. Lo mismo pasa con las tabletas, televisores y computadoras.

¿Calidad o buenas campañas de marketing?

¿En qué se diferencian Samsung y Apple?

Apple:

– Vende diseños, sus modelos son ligeros, delicados y atractivos. En el año 2011, Apple denunció a Samsung por haber copiado el diseño y algunas funciones del iPhone y iPad.

– Ha sido criticado por sus seguidores al afirmar han perdido liderazgo en el campo de la tecnología y sólo se dedican a mejorar sus productos.

– La compañía vende experiencias y estilo de vida. Apple se ha convertido en sinónimo de prestigio, posición y comodidad. Han enamorado a sus consumidores y eso los ha mantenido en la cúspide.

– Han desviado la atención de la publicidad al inbound marketing, obteniendo grandes beneficios para el negocio.

– Se preocupan por la atención al cliente. Procuran que sea cercana e inmediata.

– Aún cuando no han sido pioneros en el mercado, mejoraron funciones, diseños y, lo más importante de todo, se presentan como los más avanzados, haciendo que sus clientes los perciban así.

Samsung:

– Android ha tenido gran aceptación por parte de los usuarios, entre otras cosas, por la facilidad para realizar descargas gratuitas desde Google Play.

– Los equipos poseen costos accesibles y son propensos a los descuentos.

– Sus funciones son bastante sencillas y poco complicadas para personas de cualquier edad.

– Poseen soporte y asesoría técnica, así como reparaciones por garantía.

– Buscan generar un equipo ideal para las necesidades de cada cliente. Esta estrategia les ha funcionado y han diversificado sus productos. Mas, esto también resulta una desventaja. Al haber tantos modelos parecidos entre sí, puede haber confusión entre las actualizaciones, accesorios, entre otros.

Por lo visto, la batalla aún no termina. Ambas seguirán trabajando en nuevos proyectos, sistemas operativos y productos de calidad. Asimismo, en sus campañas de marketing y fidelización.

Como ya hemos visto, Apple se centra en vender sentimientos y status. Mientras que Samsung se posicionó como referencia inmediata de Android. Aparentemente, sus maniobras han dado resultados positivos y seguirán frente a frente en el cuadrilátero.

¿Cuál mantendrá la delantera?

El marketing es capaz de impulsar cualquier tipo de producto, ¿no lo crees?

______________________________________________________________

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: , , , , , , ,