miércoles, junio 19, 2019
Banner Top

Ir al parque, al cine o al centro comercial sin conseguirse una mínima referencia a Game of Thrones es prácticamente imposible. La serie estrella de HBO, llegando al desenlace de su última temporada, está en boca de todos, y es que está dando mucho de qué hablar. Posee ciertas características clásicas de la cinematografía fantástica, como dragones, lobos huargos, esqueletos vivientes, magia y hasta sombras asesinas.

La excelente producción ha llevado a la adaptación de la saga de novelas Canción de hielo y fuego de George. R. R. Martin a ser nominada a más de 700 premios, de los cuales 239 se fueron a las estanterías de HBO. Entre ellos destacan 47 premios Emmy y un Golden Globe, siendo así la serie más galardonada de todos los tiempos. Pero, ¿qué es lo que hace que guste tanto?

Impacto de Game of Thrones

Lo que más destaca de dicha producción es el impacto que ejerce en las masas juveniles, quienes a través de sus teclados y pantallas son los principales promotores del éxito del show en las redes sociales. Cada domingo la factoría de memes se renueva, episodio tras episodio, haciendo que cada una de las hazañas y penurias de los personajes de la trama sean inolvidables. A maneras muy gráficas, sólo en el primer episodio de la octava temporada titulado “Winterfell” se produjeron más de 5 millones de tweets en interacciones en la plataforma del pajarito azul. El marketing para llegar al público es tal que tanto el perfil de Twitter oficial de HBO, como el de la serie, constantemente suben contenido interactivo, esto con el fin de hacer sentir a los seguidores parte de la trama, haciendo que participen en encuestas o sorteos, manteniéndola así como trending topic de las principales redes antes, durante y después de cada emisión.

Por otra parte, la mercadotecnia también ha jugado un papel importante en la receptividad y cariño que el espectador ha tomado con la trama televisiva, siendo explotada en cada convención y evento asociado a lanzamiento de productos, ya que los fans quieren tener productos oficiales, desde objetos tan comunes como pósteres, hasta figuras de acción, libros autografiados u otros coleccionables.

Las filtraciones que ha sufrido la serie en lugar de bajar sus niveles de audiencia –alrededor de 17.4 millones de espectadores por semana, sólo en Norteamérica– han causado un efecto inesperado, aumentándolos y haciendo crecer el interés de los seguidores por el contenido original. Hay quienes incluso dicen que estas “fugas de contenido” son una posible estrategia publicitaria para aumentar las expectativas antes del estreno de cada dominGOT. Otro de los puntos fuertes de la serie, es la cantidad de descargas y views masivas de todo contenido asociado a ella; desde los episodios, hasta cada análisis, resumen o parodia que haya en la web. Mucho tiene que agradecerle la producción de la serie, a los foros de discusión de Reddit o a los cientos de usuarios de YouTube que suben sus opiniones y teorías.

¿Por qué a todo el mundo le gusta?

No es la primera ni será la última serie de fantasía que saldrá; pero, ¿qué es lo que hace que sea tan increíblemente exitosa?

Game of Thrones se diferencia por su destacable verosimilitud. A diferencia de la mayoría de shows, este es casi completamente impredecible, si sus sucesos sorprenden tanto, es porque no vemos nada parecido en ninguna otra. La sorprendente coherencia con que cuenta cada episodio hace que los críticos les den una gran puntuación y que los fans queden encantados después de la emisión de los mismos, haciendo que los televidentes jamás se sientan aburridos, sino que, por el contrario, siempre se queden con ganas de más.

Cada uno de los personajes de GOT es único e inolvidable. La audiencia no puede evitar amar a unos y odiar a otros. Casi como si de la vida real se tratara, todos tienen una personalidad muy marcada y sus tramas se desarrollan de una forma extremadamente cuidadosa. Los seguidores los han visto crecer y evolucionar a través de los años y es por esto que encariñarse con los mismos es prácticamente inevitable; esto sumado a que los actores son muy talentosos: una mezcla que hace los amemos aún fuera de su rol.

La octava y última temporada tardó más de lo usual en ser estrenada –la séptima se emitió en el 2017– y aunque sigue causando impacto, no está gustando a todos los fans. La crítica situó a las primeras 7 temporadas con un mínimo de 8.5/10 de promedio en IMDb, mientras que sólo el 8×04 “The Last of the Starks” bajó a 6.9/10, una caída que, aunque no parece ser mucho, se aleja sustancialmente de la calidad audiovisual a la que los guionistas nos tienen acostumbrados.

¿Podrán los productores mantener los estándares que ellos mismos impusieron a la audiencia y a la vez mantener a todos contentos?

Lo sabremos luego del episodio final que se va a emitir el próximo domingo 19 de mayo. De consuelo, quedan los posibles tres spin-off a modo de precuelas, que ya han prometido algunos productores y ejecutivos de HBO. Por si no fuera suficiente, también está la muy probable divergencia en la trama de las novelas, pudiendo “solucionar” las discrepancias que puedan verse en la adaptación.

Más allá del controversial final que está teniendo Game of Thrones, la serie ha marcado un antes y un después en las producciones televisivas. HBO ha tomado una relevancia aún mayor a la que tenía y nos ha mantenido por muchísimos años satisfechos con uno de los mejores shows de la historia.

el marketing de Game of Thrones

Una gran serie siempre trae consigo una gran estrategia de marketing.

______________________________________________________________

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: ,

0 Comments

Leave a Comment