sábado, octubre 19, 2019
Banner Top

Esta semana inició con la noticia de que 50 estados y territorios estadounidenses comenzaron una investigación antimonopolio contra Google. El foco está sobre su predominancia en torno a la publicidad en línea y algunas prácticas de negocios dudosas. Desde el Gobierno, aseguran que se busca evitar que la empresa se convierta en un riesgo para competidores y usuarios. Y desde la compañía, recuerdan que siempre han colaborado con las autoridades y que seguirán haciéndolo.

¿En qué se basa la investigación contra Google?

 

Las acciones contra Google se basan principalmente en tres prácticas que le preocupan al Gobierno:

  • Su predominancia sobre la publicidad en línea: sólo Google tiene una cuota de aproximadamente un tercio de los ingresos mundiales por publicidad digital.
  • La alta cuota de mercado que ocupa su buscador: se ha ido quedando sin competencia y suele favorecer a sus propios productos y servicios en las listas de resultados de búsqueda.
  • Prácticas de negocios dudosas asociadas a Android: actualmente enfrenta una multa en Europa por ejercer presión sobre algunos fabricantes de teléfonos inteligentes para que instalaran sus aplicaciones en el paquete de fábrica.

El fiscal general del estado de Texas, Ken Paxton, hablando en nombre de las autoridades, resumió la postura gubernamental: “Hemos visto evidencia de que las acciones empresariales de Google podrían haber reducido las opciones del consumidor, ahogado la innovación, quebrantado la privacidad de los usuarios y dado control a la compañía sobre el flujo y distribución de la información”.

La respuesta de Google

 

Desde que se hizo público este anuncio, la empresa ha mantenido un perfil bajo. No ha habido una respuesta directa, pero sí recordatorios de que siempre han colaborado con los organismos reguladores. Puede ser una forma de mostrarse receptivos y mantener una imagen positiva antes de emitir un comunicado formal.

Al mismo tiempo, el oficial en jefe de asuntos legales de Google, Kent Walker, escribió un mensaje de apoyo. En un post de blog, destacó el impacto positivo de la compañía en la sociedad, tal como recoge un artículo de The Guardian: “Google es uno de los mayores inversores de Estados Unidos en investigación y desarrollo… para estimular la innovación”.

De esta manera, Walker busca minimizar el impacto negativo en la opinión pública de esta investigación contra Google. Pero, como estos procesos suelen ser largos, probablemente la compañía no tardará en tomar una postura oficial.

Google y Gobierno juntos

 

A pesar de esta investigación iniciada contra el gigante tecnológico, anteriormente la empresa ha logrado trabajar de la mano con el Estado. La compañía siempre se ha visto abierta a colaborar con las iniciativas gubernamentales en asuntos de seguridad y privacidad en línea. 

Hace apenas unas semanas, la compañía con sede en Mountain View, California, rompió relaciones con Huawei acatando las restricciones impulsadas por la administración de Donald Trump contra la empresa asiática. Se trata de una acción que le costó una gran cuota de mercado a su sistema operativo Android. Pero, a pesar de eso, la asumió con firmeza y fue una de las primeras compañías en hacerlo.

Con el tiempo, muchas empresas han tenido que adaptarse al crecimiento de este gigante informático para poder mantenerse en pie. Ahora, podría ser el turno de Google de adaptarse a una nueva realidad. Visto de esta manera, se puede suponer que la investigación por monopolio no necesariamente acabará con el gigante. En su lugar, podría sentar las bases para un mejor modelo de negocios, para la apertura a nuevas oportunidades y, quizás, a una reinvención.

Para más noticias sobre actualidad, negocios y publicidad, puedes seguir leyendo nuestra revista web: 786magazine.com

 

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

 

Tags: , , , ,