sábado, julio 11, 2020
Banner Top

Las empresas compiten unas contra otras para ver quién logra liderar el mercado y fidelizar a la mayor cantidad de clientes. Pero, algunas prefieren dejar atrás esta rivalidad y optar por las alianzas entre competidores porque ofrece mayores beneficios. Entre ellos destacan: 

Compartir gastos

Las empresas se alían para compartir los gastos de grandes proyectos que conllevan una gran inversión. De esta forma, reducen los riesgos de perder millones, en caso de que la estrategia no haya dado los resultados esperados. 

Por ejemplo, si cinco compañías aportaron 20 millones para la realización de una campaña publicitaria, y esta no dio las ganancias esperadas, en lugar de perder 20 millones por separado, cada uno solo perdió 4; se disminuye sustancialmente el impacto. 

División de tareas

Las alianzas entre competidores permite a las empresas enfocarse en áreas donde sean expertas. Es decir, si deciden lanzar un producto en conjunto, una se encarga de la producción, mientras que la otra se ocupa de la comercialización. De esta forma, la primera evita contratar personal para ventas, la creación de departamentos de marketing, transporte, etc, y la segunda el invertir en producción. 

Marketing

Si una compañía experta en bebidas energizantes desea promocionar su producto a un nicho determinado, se une a un club deportivo para patrocinarla y a cambio este le permite publicitar su producto. Ambas partes salen ganando. La empresa, porque obtiene visibilidad, aumento de ventas, imagen y nuevos clientes potenciales. El equipo, porque recibe un porcentaje de las ventas por el espacio ofrecido, así como el derecho de usar todos sus productos sin costo alguno. 

Desventajas de las alianzas entre competidores

No obstante, las alianzas entre competidores pueden no ser siempre la mejor opción, las razones son las siguientes:

  • Conflictos entre quién de las dos toma el control del proyecto o quién se lleva el crédito. 
  • Cambios de actitud y de confianza que pueden afectar a una de las empresas por falta de información clave. 
  • Desacuerdos en las formas de dirigir y en la búsqueda de objetivos en común.
  • Perdida en cuanto al control de algunas funciones de la empresa
  • Riesgo de no cumplir con las metas planteadas ante la falta de cooperación y desconfianza.

Como ven las alianzas entre competidores puede suceder, siempre y cuando se pacte un acuerdo en el que señalen las directrices que deben seguir ambas partes para evitar el conflicto. Lo importante es obtener un beneficio en común.

¿Qué temas te gustan? ¿Actualidad, marketing, emprendimiento, tecnología? 786 magazine ofrece estos contenidos y más, suscribete a nuestro canal de Telegram y siguenos en redes sociales: 

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: , ,

Síguenos

Instagram

Facebook