jueves, agosto 13, 2020
Banner Top

A lo largo de la historia se han visto casos de empresas que quebraron tras un crecimiento exitosos y altas ganancias. Las causas son diversas: porque no pudieron adaptarse a un nuevo mercado, cambiaron su modelo de negocio demasiado tarde o simplemente pensaron que su producto sería innovador para siempre.

A continuación mencionaremos algunas marcas que tuvieron un gran éxito, pero que actualmente han quedado en el olvido. Entre ellas tenemos: 

Blockbuster

Sin duda alguna, este es unos de los ejemplos de lo que puede ocurrir al no adaptarse a un cambio en el mercado o hacerlo cuando es demasiado tarde.

Blockbuster era una compañía que ofrecía servicios de alquiler de películas y videojuegos. Lideraron el mercado durante los años noventa por esta misma razón. Tenían más de 3.000 tiendas distribuidas en todo el territorio estadounidense.

Pero, en 1998 llegó Reed Hastings con un servicio de streaming llamado Netflix. De hecho, el fundador le propuso un trato a su homólogo, John Antioch, el cual señalaba que Netflix manejaría el servicio en línea de Blockbuster y, a cambio, esta última promocionaría sus títulos en su tienda. Antioch rechazó la oferta expresando, que no tenía sentido pagar una suscripción ilimitada porque el negocio estaba en las penalidades por la demora de devolución.

El error de Antioch no fue rechazar la propuesta de Netflix, sino no adaptar su negocio a un nuevo modelo que se impondría: el streaming

Blockbuster intentó acoplarse, tiempo más tarde, ofreciendo una suscripción de DVD por correo e, incluso, una plataforma de streaming, pero ya era muy tarde. Los usuarios empezaron a cogerle el gusto a ver películas desde su ordenador, provocando el fracaso de su primera idea. Asimismo, su segunda, debido a los precios más accesibles de Netflix, Hulu, etc.

La empresa de video terminó quebrando, cerrando progresivamente todas sus tiendas, hasta quedar una sola en la ciudad de Bend, Oregón, la cual cerró en el 2013 sus puertas al público definitivamente.

Nokia 

Entre las empresas que quebraron se encuentra Nokia. ¿Recuerdan el Nokia Xpress Music o en el N74? Estos son algunos de los famosos prototipos que lanzó la compañía finlandesa que la convirtió en líder, durante los años 90 y principios del 2000, en telefonía móvil. 

Hasta que, en el 2007, Steve Jobs promociona el primer teléfono inteligente: el iPhone, y en el 2008 se promociona el sistema operativo Android.

Pero, ¿qué pasó? Pues Nokia enfocó sus esfuerzos en sacar dispositivos para competir contra BlackBerry, la cual también quebraría tiempo después, en lugar de promocionar software. Debido a esto perdió más del 40 % del mercado global, mientras que los smartphones se popularizaban cada vez más. 

Nokia trató de sumarse a la competitividad de los teléfonos inteligentes en el 2008, sin embargo era muy tarde, IOS y Android ya se habían ganado la fidelidad de los consumidores. 

Kodak

Kodak fue una empresa que lideró el mercado fotográfico durante todo el siglo XX gracias a productos innovadores que, en aquel entonces, incluían los famosos rollos. 

En el 2012 se declararon en quiebra debido al auge del modelo digital fotográfico. En 1975, el ingeniero de Kodak, Steve Sasson, inventó la primera cámara digital y se las presentó a los CEO de la compañía, quienes desestimaron la idea por miedo a no causar el impacto esperado en el público. Además de esto, pensaron que su monopolio en rollos todavía tenía mucho que ofrecer. Un error, ya que LG, Samsung, Panasonic y Sony erradicaron ese monopolio en solo dos años gracias a su versión digital, y, cuando intentaron actualizarse, ya era muy tarde.

Yahoo!

Yahoo es otra de las empresas que quebraron por enfocarse en una cosa y olvidar la necesidad de su público.

La empresa era una gigante de la publicidad online, pero al intentar ampliar sus horizontes y convertirse en algo más grande, descuidaron la necesidad de mejorar la experiencia de sus usuarios en cuanto a su buscador. Algo que le pasó factura.

Tuvo diversas oportunidades de salvarse: pudieron adquirir Google en el 2002, pero el CEO de Yahoo decidió no hacerlo. También pudieron comprar Facebook, sin embargo, la compañía decidió rebajar la oferta inicial, provocando el rechazo de Mark Zuckerberg a la propuesta.

El dueño de Yahoo, desde el 2016, es Verizon. 

MySpace

Fue una plataforma que lideraba, en aquel entonces, el mercado social hasta la aparición de Facebook en el 2011, año en el cual, la red social vio cómo se reducía drásticamente el número de usuarios; por lo que decidió cambiar su modelo a la música y entretenimiento.

Sin embargo, eso no funcionó, ya que sufrieron fuertes pérdidas ese mismo año, lo que provocó el despido de 500 trabajadores.

De hecho, MySpace podía salvarse. En el 2005, Mark Zuckerberg le ofreció al CEO de MySpace, Chris DeWolfe, su red social a un precio de 75 millones. De Wolfe declinó la oferta.

Polaroid 

La compañía tuvo un creciente éxito gracias a su cámara SX-70, la primera que revelaba instantáneamente las fotos. Hasta que el 2001, el boom de la fotografía digital le pasó factura. 

Los dueños de la compañía pensaban que la fotografía impresa era lo que su público deseaba. Un fuerte error que provocó que el CEO de Polaroid se declarará en bancarrota en el 2001.

Atari

Fue una empresa exitosa que nació en 1972. Su consola Atari 2600 junto a sus juegos: Space invader, Donkey Kong, Pac Man y Pong, marcaron la infancia de la generación X. 

Pero la compañía, en lugar de enfocarse simultáneamente en la producción de juegos y fabricación de consolas, solo se centro en esta última. Esto ocasionó que Atari quedará erradicada tras la aparición de Nintendo con sus consolas NES y Sega, las cuales incluían juegos como Super Mario Bross y la Leyenda de Zelda, que tenían unos gráficos, para aquel entonces, innovadores y superiores a los de Atari.

Netscape

Entre las empresas que quebraron se encuentra Netscape. Fue uno de los navegadores más populares durante la década de los 90 y era el favorito de muchos internautas. Tenía una fuerte inversión tecnológica, pero no pudo competir contra Internet Explorer, quedando solo en el recuerdos de la generación X.

Todo esto nos permite pensar que la innovación es la que puede marcar la diferencia entre subsistir o quedar en solo en la memoria de algunos. Algunas empresas no lograron ver esto, lo que las llevó a la quiebra o compra por otras compañías. Recuerda que, un producto sea popular hoy, no necesariamente lo será mañana.

786 magazine te ofrece todo tipos de contenidos, elige el que más te guste. Suscribete a nuestro canal de Telegram y siguenos en redes sociales:

Ejemplos de empresas que quebraron

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: , ,

Síguenos

Instagram

Facebook