viernes, julio 10, 2020
Banner Top

La franquicia de comida rápida, Burger King, lanzó el miércoles 20 de febrero una campaña publicitaria en la que expone el proceso de descomposición de una de sus hamburguesas más populares: la Whopper. La estrategia incluye también un comercial que muestra a la Whopper llenándose de moho después de 34 días, mientras suena “ What a Difference a Day Makes”, una canción de la cantante Soul Dina Washington. Al final del anuncio sale un eslogan que dice: “La belleza de no tener conservantes artificiales”. 

Eliminación de colorantes y sabores artificiales

Aunque la campaña sea algo repugnante para muchas personas, la verdad es que para Burger King esta publicidad tiene un objetivo: demostrar que sus productos ya no contendrán colorantes, conservantes y sabores artificiales, ingredientes que se usan para mantener apetitosas sus hamburguesas en los anuncios. 

Y es que la empresa matriz de Burger King, el Restaurant Brands, busca la atención de aquellos clientes a los que les interesan los alimentos orgánicos o más saludables. Un estudio realizado por YouGov aseguró que el 64 % de los millennials y el 57 % de los padres de esa generación han adquirido más productos orgánicos durante el 2019 que hace cinco años. Otro informe hecho por Nielsen indicó que los adultos jóvenes están dispuestos a pagar altos precios por aquellos alimentos que son elaborados con ingredientes naturales. 

Según Fernando Machado, director de mercadeo global de restaurante Brands International, la comida real sabe mejor, por consiguiente están trabajando fuertemente para suprimir los ingredientes artificiales de los productos alimenticios que sirven en todos los países del mundo. 

La Whopper sin aditivos ya está disponible en más de 400 locales en los Estados Unidos y en los mercados de Europa, entre ellos España y Suecia. Con esto, Burger King pretende hacerle competencia a McDonald’s, quien ha sido criticada por los aditivos que poseen sus productos. 

En el 2015 dos australianos comprobaron que una hamburguesa comprada hace 20 años, en McDonald’s, mantenía su imagen original, sin ningún grado de descomposición. Dicha franquicia eliminó los ingredientes artificiales de sus alimentos en el 2018, dos años después de suprimir los antibióticos de su cadena de distribución de pollo. 

Visita nuestro sitio web y síguenos en redes sociales:

¿Por qué Burger King se arriesgó a promocionarse con una hamburguesa descompuesta?

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: , , , ,

Síguenos

Instagram

Facebook