viernes, noviembre 22, 2019
Banner Top

A las mujeres nos ha costado mucho tener carreras exitosas en las áreas profesionales que hemos escogido, pero conforme avanza el tiempo, hemos demostrado que podemos ocupar posiciones altas dentro de las compañías donde trabajamos. Ser mujer no es un impedimento para tener el mismo éxito que nuestros compañeros, y durante las últimas décadas un grupo se ha propuesto a demostrar que alcanzar las posiciones más altas es posible para todos, mientras se sea profesional y bueno en lo que se hace.

Por supuesto, las mujeres han generado notoriedad en el mundo de los negocios, pero es un poco triste que lo hayan hecho por su género más que por los logros obtenidos. Es por eso que ellas, aunque felices por su puesto alcanzado, remarcan que se sienten orgullosas del cambio que se ha logrado, tratando de cambiar el panorama para las siguientes generaciones, donde el género no será lo más importante, sino las habilidades profesionales que se tengan. 

Esta lista de mujeres CEO demuestra que el trabajo duro tiene su recompensa y que aunque les ha tocado trabajar el doble que a sus compañeros masculinos, han logrado metas que unas décadas atrás se veían imposibles de alcanzar para las trabajadoras, cuyo cargo más alto fue el de ser secretaria. Conoce el nombre de estos modelos a seguir y mira sus logros en sus compañías, conocidas por haber sido lideradas por hombres. 

Mujeres CEO más importantes

 

Mary T. Barra, CEO de General Motors Company (GM): Barra es Ingeniero Eléctrico y ha sido parte de la compañía desde 1980. Se ha desempañado en su larga carrera dentro de GM en muchos puestos importantes, desde gerente de planta hasta vicepresidenta global de Recursos Humanos, para dar el salto a ser la vicepresidenta ejecutiva del Desarrollo de Productos en 2013. En 2014 fue nombrada directora ejecutiva general y en 2016, presidenta  de la Junta Directiva. Bajo su dirección, GM se ha enfocado en un mundo con cero accidentes, para salvar vidas; cero emisión de carbono, para salvar el planeta; y cero congestión, para que los usuarios recuperen el tiempo. 

Susan Wojcicki, CEO de YouTube: con un título de Artes y Ciencias de Harvard más una maestría en Ciencias y Administración de Negocios, a ella se le debe la creación de Google, ya que le prestó su garage a Larry Page y Sergey Brin para la programación y creación del querido buscador. Comenzó en Google como directora de marketing, luego de trabajar en Intel, para luego hacerse cargo de la publicidad general y las relaciones públicas de la misma. Ella fue la que convenció a Page y Brin de comprar YouTube y fue un gran acierto; ahora es la CEO de esta rama de la compañía que tiene un valor cercano a los $90.000 millones.

Michele Buck, CEO de Hershey’s Company: en el mundo de la comida encontramos a Michele como CEO de la empresa chocolatera más famosa de Estados Unidos. ¿Quién no quiere un beso Hershey’s? Forma parte de la compañía desde el 2005, luego de sólidas posiciones en Kraft/Nabisco y la división de Pepsico Frito-Lay. En Hershey’s logró ser la jefe de operaciones de América del Norte, además de supervisar las operaciones en América Central y Suramérica. Orgullosamente dice que tiene dos roles importantes: madre y CEO, y ambos la llevan a exceder sus expectativas y mejorar día tras día.

Virginia M. (Ginni) Rometty, CEO de International Business Machines (IBM): Ginni, como le dicen cariñosamente, es CEO desde el 2012, liderando IBM en los nuevos cambios que la tecnología presenta, desde inteligencia artificial hasta la tecnología quantum. Ella también ha dejado en claro que IBM es el líder en I.A., pero con ética y principios para presentar tecnología segura. Se ha encargado de gestionar políticas de inclusión para todas sus empleadas, donde se nota la extensión del periodo de maternidad y facilitar el regreso al trabajo luego de hiatus por variadas razones. Es parte de la firma desde 1981, donde ha ocupado una serie de cargos que le permitieron llegar hasta donde está hoy en día. 

Vicki Hollub, CEO de Occidental Petroleum Corporation (OXY): como Ingeniero en Minerales, la Sra. Hollub ha formado parte de la empresa de petróleo y minerales por más de 35 años, ocupando diferentes puestos de dirección y supervisión en tres distintos continentes, que incluyen países como Estados Unidos, Rusia, Venezuela y Ecuador. Tiene un lugar en el Foro Económico Mundial y la Iniciativa Climática de Gas y Petróleo, además de la Junta de Asesoramiento de la Secretaría de Energía de Estados Unidos.

Jayshree Ullal, CEO de Arista Networks, Inc.: como Ingeniero Eléctrico con una maestría en Administración en Ingeniería, la Sra. Ullal lleva más de 10 años al mando de Arista, impulsándola a ser una empresa multimillonaria en creación de redes en la nube. Con más de 30 años de experiencia en redes y datos, luego de una buena carrera en Cisco, decidió darle todo su apoyo a Arista. 

Safra Catz, Co-CEO de Oracle: Safra es Co-CEO de Oracle desde el 2014, pero es miembro de la junta desde el 2001. Empezó en la compañía en 1999, y ha ocupado altos cargos desde entonces, como presidenta y directora financiera. Actualmente también es directora de The Walt Disney Company y ocupó de igual manera dicha posición en HSBC Holdings plc.

Adena Friedman, CEO de Nasdaq, Inc.: la Sra. Friedman es CEO desde el 2017 y miembro de la Junta Directiva, trayendo a la mesa sus más de 20 años de experiencia en el mercado. Empezó en la compañía en 1993, luego de una exitosa carrera en la misma, decidió abrir su propio camino al convertirse en CFO y directora del Grupo Carlyle, cargo que ocupó desde el 2011 al 2014, año en que regresó a Nasdaq. Ella es a la que se le atribuye el cambio en liderazgo de la firma, lo que la lleva a ser la líder en operaciones globales de intercambio en tecnología alrededor del mundo. 

Estas mujeres demuestran que ser CEO no es imposible para nadie, sólo hay que trabajar duro y demostrar todas tus habilidades. Por supuesto, se debe empezar desde abajo, muchas de ellas han pasado años en sus empresas antes de alcanzar las posiciones que ahora poseen, pero eso las ha hecho tener más conocimientos de las mismas y ser más leales. 

No se debe dejar que el género, posición social, etnia, religión o tendencia sexual defina los puestos de trabajo, cada individuo es capaz de mostrar sus capacidades profesionales y humanas, para lo que son buenos y cómo pueden apoyar a las compañías, sin importar el área en la que se desempeñan. Para las próximas generaciones, aquellas sentadas en salones de clase, esto debe de ser lo primero, no el género o las demás etiquetas sociales. 

 

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: , , , , ,