sábado, enero 18, 2020
Banner Top

Muchas personas tienen miedo de emprender, crear una empresa, empezar desde cero y todo lo que ello implica. Arriésgate y amplía tus horizontes siguiendo estas recomendaciones para estructurar tu idea de negocios. 

Analiza los elementos primordiales de tu idea 

Investiga si tu producto es innovador, si cubrirá las necesidades de tus futuros consumidores, en qué se diferencia de los demás y a qué tipo de target irá dirigido. Una vez analizado eso, define los valores, misión y objetivos de tu futura compañía.

Investiga a los mercados

Antes de incorporarte al mercado, debes indagar sobre tus competidores: ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades? ¿Qué estrategias tienen? Con esto podrás idear un plan que sea eficaz y mejor al de ellos para poder sobresalir.

Desarrolla una estrategia de negocio

Una vez que ya tengas tu idea y competencia establecidos, debes prepararte con un plan de negocios. Puedes dividir tu estrategia en tres aspectos: plan de viabilidad, marketing digital y financiero.

El plan de viabilidad: en él plasmarás cómo tu empresa podrá responsabilizarse con los pagos de financiamiento externo ante un posible estancamiento o baja en las ventas. 

La estrategia de marketing: aquí definirás las acciones a tomar para una buena publicidad tanto online como offline y así atraer a los futuros clientes. 

El plan financiero: en él analizarás los aspectos económicos de tu compañía, por ejemplo: el capital que necesitaría la empresa, de qué forma obtendrás financiamiento, cuáles serán los gastos o cuánto podrás vender.

Define tu proceso de producción

En este punto plantearás la manera de obtener los productos que luego le venderás a tus clientes. Si necesitas financiamiento, cuál será el costo de producción o si necesitarás apoyo financiero de las entidades bancarias para empezar el proceso.

Haz un plan de crecimiento

Tras haber fundado tu empresa, idea una estrategia de crecimiento donde plasmes cuántos ingresos obtendrás de aquí a tres años, al igual que los gastos. 

Ver tu idea como un negocio puede ser complicado al principio, puedes tener muchas emociones mezcladas como: estrés, miedo e ilusión. Lo importante es tener fe en ella, desarrollarla y ver cómo poco a poco va creciendo. No te desanimes si modificas muchos aspectos de tu proyecto, lo que haces es convertirlo en algo más factible, así que ¡tranquilo, es parte del proceso!

Si deseas leer más contenido de este ámbito, te invitamos a visitar nuestro sitio web y redes sociales: 

Así se hace crecer una idea de negocios

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing 

Tags: , , ,

Síguenos

Facebook