lunes, junio 1, 2020
Banner Top

Si bien es cierto que el inbound marketing resulta ser mucho mejor que su contraparte el outbound marketing porque los costos para promocionar algunos productos se reducen bastante (y además sus resultados son muy efectivos), esto no significa que las marcas deben obviar el outbound por completo, sino combinar ambos; esto les permitirá crear campañas más agresivas y atraer al cliente a la compra de forma natural.

Ahora, para aclarar las dudas, mencionaremos las diferencias que hay entre estas dos estrategias de publicidad:

Outbound marketing

Este tipo de publicidad se caracteriza por usar los canales tradicionales del marketing, es decir, la televisión, radio, anuncios en revistas o periódicos, etc. Esto significa que la marca debe pagar por los espacios publicitarios, lo cual genera altos costos.

A diferencia del inbound marketing, esta estrategia no se enfoca en el público ya interesado en un producto determinado, sino aborda uno general, no se centra en características demográficas o target. Además, su contenido publicitario no entretiene, no educa ni resuelve las necesidades del consumidor; se vuelve invasivo, ya que el único objeto es hacer que se conozca un artículo.

Por último, su comunicación es unidireccional porque el mensaje transmitido por la marca no genera interacción entre el usuario y la empresa, es decir, no hay feedback (quejas, sugerencias, preguntas u opiniones), lo que a largo plazo provoca la desconfianza de los consumidores.

Inbound marketing

Esta estrategia no utiliza la publicidad invasiva para atraer a los consumidores, sino que los engancha ofreciéndoles contenidos descargables enfocados en sus intereses a cambio de proporcionar sus datos en un formulario para enviarles información, promociones y ofertas personalizadas. Para poder adaptar y ofrecer estos contenidos a los clientes, debe haber una comunicación bidireccional, se debe saber qué buscan, cuáles son sus necesidades y preferencias.

El inbound marketing se usa para los procesos de compra más largos, ya que con sus ofertas y promociones generan una idea en el consumidor sobre la calidad de la marca. En otras palabras, esta estrategia se emplea para acompañar al cliente en todo el ciclo de venta hasta su decisión de compra, cosa que no sucede con el outbound porque se emplea solo para procesos cortos, por lo general con productos de bajo costo y sin competencia. 

Además de esto, su mensaje publicitario es netamente entretenido y aporta valor al consumidor, ya que les resuelve sus dudas y ofrece información útil. El inbound marketing se enfoca más en los canales digitales como sitios web, redes sociales, etc. que los tradicionales, sin embargo no los obvia; el punto de esta estrategia es atraer personas que en un principio se convertirán en leads y luego en futuros compradores, por lo que emplear estos dos canales, en conjunto, nunca está de más.

Sabemos que los contenidos de marketing son interesantes. Pero, ¿buscas otros temas? En 786 Magazine podrás encontrarlos. Síguenos en redes sociales y suscríbete a nuestro canal de Telegram:

Características del inbound marketing y outbound marketing

 

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

Tags: , , ,

Síguenos

Instagram

Facebook