lunes, julio 6, 2020
Banner Top

No hay mejor época para realizar marketing de experiencia que la Navidad. Donde las empresas se adentran en tus sentimientos, haciéndote vivir una grata actividad como nunca antes lo has hecho. Llenándote de emoción, tristeza, felicidad, amor y muchas otras emociones.

Es por ello que te mencionaremos algunos de los comerciales que marcaron realmente a la gente, gracias a esta estrategia llamada: marketing de experiencia. Si estás listo, comenzaremos con la enumeración.

Milagro de Navidad

Una de las más famosas campañas, realizada por la agencia de Viaje, “WestJet”, gracias a Stand Digital interactivo, los pasajeros le dijeron a un Santa digital todo lo que querían para esas navidades.

Luego, el personal de la agencia analizó los pedidos y se fueron a comprar los obsequios antes de la llegada de los pasajeros al aeropuerto.

Entonces, en lugar de que los clientes recibieran su equipaje, se llevaron la sorpresa que en la cinta transportadora pasaban regalos envueltos con sus nombres en ellos. Los obsequios contenían tablets, televisores, medias, juegos, trenes, entre otras cosas.

La escena fue muy emotiva, no hubo ningún cliente con los ojos secos al recibir su regalo. Aquí emplearon muy bien el marketing de experiencia, tomando en cuenta el elemento sorpresa y el feeling de los pasajeros al sentirse alegres.

Una Navidad blanca

Coca Cola decidió lanzar una campaña con el fin de unir a dos culturas y mostrarle a una de ellas la experiencia de lo que es la nieve en Navidad. En este caso lo hicieron con Finlandia y Singapur.

La empresa creó una trasmisión en vivo entre las dos naciones, permitiendo a las personas de ambos países verse, comunicarse e interactuar.

Pero si ver toneladas de nieve en el calor de Singapur no era suficiente, Coca Cola alentó a los habitantes de Laponia a recoger y palear nieve a la máquina festiva.

De esta forma, provocó que salieran copos de nieve en la máquina homóloga ubicada en Singapur. Una vivencia como ninguna otra.

La cena navideña

Fue una estrategia de marketing de experiencia dirigido a los pasajeros solitarios en épocas decembrinas.

La agencia de viajes KLM Royal Dutch Airways, colocó una mesa redonda suspendida en el aire. En ella había una gran cena navideña con champaña, pollo, decoraciones, entre otras cosas. Para que esa mesa bajara, todos los asientos que había en su alrededor tenían que llenarse.

Los pasajeros estaban confundidos y se enfocaban más en sus teléfonos. Sin embargo, al ver cómo a medida que las personas se sentaban en los taburetes y la mesa bajaba poco a poco, los demás decidieron formar parte de la acción para ayudar a bajarla completamente y revelar la sorpresa que escondía la misma: una cena navideña.

Aquí la empresa plasmó la emoción de lo que es la unión y el compartir en estas fechas, sin importar de donde provengas, suprimiendo cualquier negatividad durante los viajes navideños.

Otra carta

Un emotivo marketing de experiencia ideado por la empresa “IKEA” donde les pidieron a los niños hacer una carta para Santa y otra para sus padres.

Lo sorprendente es que ninguno, en la carta a sus padres, les pidieron algo material, sino pasar más tiempo con ellos compartiendo.

Las cartas al ser entregadas a los padres, les recordó que el mejor regalo son sus hijos y que las mejores cosas de la vida siempre son gratis.

La empresa logró vincular a través de un mensaje lo importante que es compartir en familia y que no hay mejor obsequio que eso, después de todo la Navidad es para unir lazos familiares.

Trae gente a casa para estas navidades

Este fue el mensaje que decidió otorgar la agencia de viajes “Air Canada” a los canadienses que se reunían en un establecimiento llamada “Pub Maple Leaf”, un lugar ubicado en Londres y donde los canadienses se reúnen para pasar las navidades como en casa.

Los empleados de la aerolínea les ofrecieron a cada una de esas personas un boleto de ida y vuelta a Canadá, para que pudieran pasar las festividades con su familia. Muchos de ellos no podían por razones financieras, pero este hecho les cayó como un balde de agua fría.

Muchas personas pensaban que los representantes de la aerolínea al decir que brindaban una ronda, se referían a bebidas. Ellos nunca imaginaron que eran boletos gratis a su hogar.

La Navidad, después de todo, es para dar, ¿cierto? Todas las personas que estaban ese día en el establecimiento lloraron de alegría por este gesto tan bonito. Es una buena forma de ofrecer alegría a los pasajeros, durante esta época y más cuando se trata de que podrán pasar navidades con su familia.

Desfile de juguetes Hamsleys

Los desfiles son una buena forma de ofrecerle a los clientes una grata experiencia como nunca antes. Esto fue justamente lo que hizo Hamsley a través del marketing de experiencia.

Un desfile colorido donde los niños podían interactuar con sus personajes favoritos de la televisión, además contaba con actividades divertidas acordes a la Navidad. Una bonita forma de llenarte con el espíritu navideño, ¿no?

Al verse reflejado todos los juguetes de Hamsleys en vida real, a través de un grato espectáculo, la marca pudo conectar con los consumidores, brindándoles emoción y alegría como nunca antes.

La Navidad es una fecha perfecta para brindar un marketing de experiencia, sin embargo, lo importante es que los consumidores absorban el espíritu navideño y sientan como todo envuelve sus emociones haciéndolos llorar emotivamente o emocionándolos. En estas fechas el compartir, la unión y la alegría es lo que realmente importa.

Si deseas leer más contenido sobre esta temática, te invitamos a que visites nuestro sitio web y redes sociales:

Marketing de experiencia navideño

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing

 

Tags: , , , ,

Síguenos

Instagram

Facebook